Facebook Twitter Google +1     Admin

“Una madre gaucha nos parió en algún lugar de la campaña”.

20170510155221-tropilla-de-edison-pereira.jpg

Fotografía: Tropilla del aspirante a colono de Curtina Edison Pereira rumbo a Batoví, Día del Trabajador rural, 30 de abril de 2017

Los trabajadores rurales de Curtina piden

Tierra y condiciones.

 Los paisanos pobres, herederos de la indiada dueña de estas “pampas” las reclaman. Como dijo un maestro rural de talla oriental: “un indio es un pedazo de tierra, sin ella”...

 

El mes pasado, el mismo día que se conmemoraba la matanza de la gente originaria de esta tierra en el “Salsipuedes Grande” se reunieron en Curtina 23 integrantes y simpatizantes del Movimiento por la Tierra de todo el Departamento de Tacuarembó.

 

Para reclamar “el derecho al lugar y a la tierra, pero con condiciones” la paisanda del lugar hizo el dia 11 de abril una reunión para preparar los planteos que llevarían sus “chasques” al Directorio de colonización. Viajaron dos de acá, y allá arriba, cerca de donde bautizaron a José Artigas, los delegados del Movimiento por la Tierra trenzaron una punta de temas de todo el país para plantear en el mismo Montevideo.

 

La reunión se hizo con los Directores del Instituto el martes 25 de abril y estuvieron los 5 Directores de Colonización: la Presidenta Jaqueline Gómez, el Vice Miguel Vasallo, Julio Roquero, Eduardo Davyt y Rodrigo Herrero. Además se hizo presente el Gerente General de colonización: Enrique Arrillaga.

 

El Movimiento por la Tierra estuvo representado por su Presidente Gustavo Delfín (Canelones), su secretario Imer Silva (Rocha) y los delegados de Curtina y Tacuarembó, pero también estuvieron otros delegados de Durazno, Rocha, Canelones y Artigas.

 

Ya de regreso en el Norte, el día del trabajador rural, el 30 de abril, los delegados que viajaron a Montevideo dieron el informe tanto en Tacaurembó como en Curtina sobre lo que se habló en la Ciudad Vieja con las autoridades.

 

En definitiva, los Directores de colonización dieron su palabra para solucionar los temas más urgentes, como el de algunas familias de colonos que hace años que viven en una fracción del Instituto sin condiciones y con problemas serios de agua en las casas. Pero también quedaron planteados algunos temas de campos de Primaria, del Ministerio de Ganadería y del Ejercito que todavía no pasan a colonización en los distintos Departamentos. Y quedó amartillada una próxima juntada.

 

Sobre los campos de Tacuarembó se conversaron soluciones para el Grupo “Los Esperanzados”, que pastorean hace varios años una fracción de colonización en la Ruta 59. Grupo encabezado hoy en día por Juan Carlos Vermudez de Los Rosano. También se planteó la necesidad de más campos de pastoreo para un lote grande de aspirantes a colonos con poquitos bichos.

 

Mientras se conversaban estos temas el 30 de abril, también se juntaron en Curtina pastoreantes de otros campos como Península Rospide y Arroyo Malo, escuchando a todo el mundo, con la basta experiencia de algunos grupos que trabajan con reglamentos hace tiempo, que muchos aspirantes a colonos todavía no conocen y que los que son más “veteranos” en estas cosas de trabajar en grupo se las comparten.

 

El lugareño Robert Da Silva , Vocal del Movimiento por la Tierra, señaló luego de la reunión en ese Día del Trabajador Rural:

 

Creo que hoy es un día muy especial, un saludo muy grande, en este caso particular, a todas las mujeres. Porque creo la gran mayoría de nosotros estamos en la campaña porque una madre gaucha nos parió en algún lugar de la campaña.

 

Así que la primera en felicitar es a la mujer rural, a la mujer paisana, a la mujer del campo. Porque muchos se han venido a trabajar en el campo, pero la gran mayoría son hijos de mujeres gauchas que han dejado el alma en las chacras, en las estancias, en su casa mismo. Pero creo partimos de la base, que todos tenemos una madre, o la tuvimos, y bueno reconocer ese sacrificio y ese don de herencia que nos dejaron, de querer el suelo donde nacimos y tratar de sobrevivir.

 

Y creo que en estos casos es eso: sobrevivir y luchar y tratar de que cada vez seamos más y de que la lucha no termina acá, que la lucha siga, ¿por qué?. Porque este 30 de abril se hizo porque nunca se respeto el Primero de Mayo para el Trabajador Rural, entonces si será importante, que para el rural de verdad, el que siente el peso del trabajo, que lo valoren.

 

Y más allá de esto decirles también, de forma genérica, que la gran mayoría de los estancieros se olvidan que “gracias a su peón tiene estancia” ¿no?, cosa que no es poco. Entonces creo que ese ida y vuelta, ese ida y vuelta es el que estamos tratando de reivindicar, siempre. Que la gente sobrevive pero también tiene que darle un apoyo, una mano. Porque normalmente dice “es bueno peón” o “es malo peones” yo creo que ahi lo hace el establecimiento.

 

Si un establecimiento es capaz de darle los beneficios que corresponden a un peón, el peón sabe las obligaciones que tiene. Sabe perfectamente las obligaciones que tiene. Pero si usted trata mal a un peón, seguramente, en vez de salvarle 10 vacas le va a salvar una. Eso es así, eso es de ida y vuelta. O sea no hay ni mejores ni peores peones. Eso depende del tratamiento que le den, y cómo le encare cada capataz en su establecimiento y desde luego, me parece que pasa por ahí. Un saludo a todos de verdad”.

 

Mientras la “sorpresa musical” sonaba de fondo con la guitarra de Fidel “El Pilo” y el acordeón de Marcelo Ibarra, muiscos curtinenses, antes de largar para las familias que se fueron arrimando “La flor del bañado”, “La Ariscona”, “El Gallo Azul”... Da Silva recitó la Milonga “Cuando me vaya” de Felix Ortiz:

 

“Cuando descanse mi estampa

No quiero ir en una caja,

quiero llevar de mortaja

mi gaucho ponchito pampa.

 

No me vayan a hacer trampa

buenos criollos de mi suelo

mi alma llevaría un consuelo

si en algún cuero e’ caballo

mandaran a este uruguayo

a los potreros del cielo.

 

Quiero en lugar de fragancias

ni flores tan coquetonas,

la fragancia cimarrona

de olivos y de laureles.

 

con la que los gauchos fieles

adornaron el escudo

y en vez de esos macanudos

velorios modernizados

me velen sobre un recado

arriba de un cuero crudo.

 

Que mi cruz no tenga el don

de placa recordatoria.

que nunca se vió en la historia

rendirle homenaje a un peón.

 

Que al entrar esa región

mostrando las credenciales

que tal vez sin muchos reales

Dios trate mejor al pobre

que regó sudor salobre

en nuestros campos orientales.

 

Y cuando llegue el momento

de estirar los caracuces

no me anden prendiendo luces

que se apaguen con el viento.

 

Y en vez de acompañamientos

y lágrimas angustiosas

abran a campo una fosa

en vez de tanto misterio

que yo ni en el cementerio

tengo derecho a una choza.

 

Total, total, yo a campo me he criado.

al igual que tantos peones,

he tenido en los galpones

mi cama con el recao.

 

Ya mi cuerpo acostumbrao

a andar cambiando e’ paraje

quiero pedirle al gauchaje

labrador de la campaña:

m’ echen un porrón de caña

porque va a ser largo el viaje.

 

Por lo que pasé en la vida

hasta el día de partir

al acabar de vivir

canten por mi despedida

que me den la bienvenida

los que se han muerto de peones

sin remedio en los galpones

esos que aporreaos vivieron

que como yo no comieron

en la mesa e’ los patrones.

 

Que se acerquen de a caballo

gauchos de botas y espuelas,

y que trinen las vigüelas

el himno patrio uruguayo,

y al cantar el primer gallo

mi despedida postrera

arrastrenmé campo afuera

y entiérrenme ahi no más

Que así descansará en paz

mi pobre estampa campera.”

10/05/2017 11:52 porlatierra MporlaTierra@adinet.com.uy. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris