Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2006.

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

20061016035205-2-marcha-utaa-1964-copiar.jpg

Foto: Aurelio  Gonzaez  -  Segunda Marcha cañera de UTAA hacia Montevideo -1964

Nuestra tierra, es una herencia de las generaciones que nos precedieron, y en particular, de las comunidades originarias, que lucharon por defenderla del invasor europeo.

Nuestra tierra con su flora, fauna y morfología natural, es el paisaje que define nuestra identidad.

La tierra es nuestro principal recurso natural para la vida, la soberanía alimentaria y el asentamiento para una vida digna, de todos los que pueblan este territorio.

Es la base de un proyecto de desarrollo económico nacional, independiente, sustentable e integrado a la estrategia de liberación de los pueblos hermanos del continente.

La tierra no debe ser más considerada una mercancía

La tierra es un bien social, generadora de alimentos, de riquezas, de fuente de trabajo, de cultura, de estilo de vida natural basado en el respeto y amor por la naturaleza

Por ser un bien esencial, finito y contaminable, debemos cuidar su uso y degradación; nos lo exigen las generaciones venideras.

Como bien colectivo debe estar sujeto a un ordenamiento territorial solidario, en función de las cuencas hídricas y de un proyecto sustentable, tanto en lo económico como en la conservación del suelo.

Debe contemplar las distintas necesidades humanas: alimentación, vivienda, producción, trabajo, recreación, educación.

El proyecto artiguista (Reglamento de Tierras de 1815) fue revertido y traicionado con un largo proceso de  expropiación y concentración del poder sobre la tierra y que continúa hasta nuestros días.

Como bien social la tierra debe dejar de ser objeto de especulación financiera para estar al servicio de toda la comunicad.

Para ello, en primer lugar, su producción debe estar planificada para satisfacer las necesidades alimenticias del conjunto del pueblo, a bajo costo y en abundancia.

Para ello necesitamos el diálogo permanente de los técnicos comprometidos con un proceso de liberación, y el conjunto de las mujeres y los hombres que en esta tierra nacieron y los que desde siempre, trabajaron, amaron e hicieron producir nuestro suelo en forma sustentable.

Es necesaria la protección de zonas naturales características de cada región, como forma de preservar la bio-diversidad.

La tierra no puede estar ociosa sin cumplir su función social. Constituyendo el principal medio de producción

... (...leer más)


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris